No entres en su juego: Abstención activa

Dicen que este domingo pasa algo importante. Que este domingo se elige a quien el pueblo quiere que gobierne su vida durante cuatro largos años. Que votar es un derecho. Que tenemos el privilegio de vivir en democracia y de premiar y castigar a esos políticos que tan bien se portan y tan entregados están al bien del país y sus habitantes. Llega esta época pre-electoral en la que todos son lobos con piel de cordero, en la que todo son promesas, sonrisas y fachada.

¿Te vas a dejar engañar otra vez? Si el mercado es quien manda ¿De qué vale tu voto?

Gane quien gane, perdemos nosotras. Gane quien gane, es hora de organizarnos y empezar a construir el mundo que queremos. NUESTRO MUNDO.

Por eso este domingo no vayas a votar, no juegues a su juego. Pero tampoco te quedes en casa. La abstención activa se hace día a día.

Comencemos hoy. Comencemos YA.

20151215021246 (1)

Jornadas libertarias: Si no hay viento, habrá que remar

jornadas27nov15

El próximo viernes 27 realizaremos la tercera y última sesión de nuestras Jornadas Libertarias. En este caso, debatiremos acerca de las leyes antiterroristas y la represión al movimiento anarquista a lo largo de la historia.

¡Os esperamos!

Charla: 
 “Si no hay viento, habrá que remar”
 Una historia de leyes antiterroristas, represión y anarquismo.

El anarquismo siempre es una amenaza potencial para cualquier estado, máxime en tiempos turbulentos o de cierta conflictividad. Por eso el leviatán estatal no puede permitir que sus ideas y prácticas se extiendan entre los oprimidos descontentos.

Los años 2010-2014 han supuesto un ciclo de luchas y movilizaciones que si bien han sido mayoritariamente ciudadanistas y de defensa del perdido “bienestar”, también han supuesto la extensión de luchas auto-organizadas y de ruptura de la paz social (huelgas generales de 2010 y 2012, barrio de Gamonal, Can Vies, sucesos en las marchas de la dignidad, rodea el congreso, bloqueo al Parlament de Cataluña,…), un aumento de las iniciativas y espacios libertarios y un incremento de la conflictividad obrera y del número de sabotajes. En este contexto se suceden 3 macro-operaciones policiales contra el anarquismo con gran repercusión mediática y aplicación de la ley antiterrorista: la Operación Columna, Operación Pandora y Operación Piñata, que han dejado 30 personas procesadas, catorce en prisión durante meses (dos aun continúan y llevan ya dos años), a espera de unos juicios que pueden comportar altas penas de cárcel, y un movimiento golpeado y perseguido.