Delegación de la FAL

Catálogo Delegación de la FAL en León

cocineraLa cocina española en los tiempos de la Guerra Civil. Recetas y recuerdos
Anónimo
Los amigos de Ascaso editorial
132 págs.
Para mis padres todo esto que estoy viviendo es todavía un juego, mi madre no quiere ver la realidad, mi padre no quiere entender que la historia sabe repetir sus errores agravándolos. Cuando los encontré el año pasado en Biarritz escondí los ojos con unas gafas de sol y he tenido todo el tiempo las manos detrás de la espalda. Sabía que me habría traicionado a mi y desilusionado a ellos. Mis manos, sobre todo, no son ya aquellas que acariciaban a Emiliano, jugaban al tenis con mi padre, abrían temerosas, los primeros tratados de anatomía. Ahora han aprendido a golpear, han tocado cosas que nadie debería conocer o usar, han repetido gestos que tienen una trágica fatalidad propia, se han hecho más grandes y han desarrollado músculos que no son aquellos de una jovencita. He conocido olores que ninguna facultad de medicina conoce, he visto la vida huir entre los estertores, las lágrimas y el miedo. Con horror he aprehendido que la muerte sabe a mierda. Ahora están junto a mi la misericordia y la impudicia, la determinación y lo irremediable, sé dominar los entusiasmos, sé odiar la violencia y sé cuando es necesario olvidarlas ofensas.

escribir

Y otras críticas libertarias de la literatura española
Felipe Alaiz
Prólogo de Javier Cercas y epílogo de Juan Bonilla
Fundación Anselmo Lorenzo
136 págs

Publicado en los años treinta, Arte de escribir sin arte plasma una idea de la literatura que apuesta por una forma de escritura, y de lectura, alejada de los usos burgueses que sólo cuidan de sus intereses y de su mundo, y que rechaza los preciosismos y piruetas de estilo que suelen enmascarar la intención de no decir la verdad. «No es el hombre quien ha de hablar como un libro abierto sino el libro abierto quien debe hablar como un hombre», nos dice Alaiz, reclamando lo poco que le queda al lector y al escritor como voz del pueblo, y emparentándose a una tradición mairenesca que hoy resuena en Agustín García Calvo o Rafael Sánchez Ferlosio. En el prólogo a este libro, Javier Cercas le da la razón a Alaiz: «En lo fundamental es exacta su concepción del estilo… no olvida que lo que suena a literatura no es nunca literatura… porque el estilo verdadero linda casi siempre con la ausencia de estilo.»
Este volumen pretende reunir lo mejor de la particular tarea de crítico literario del conocido como “primer escritor anarquista español”, Felipe Alaiz, y ofrece una selección, realizada por Juan Bonilla, de los más llamativos de sus «Tipos españoles», una reunión de retratos literarios de grandes y olvidados nombres de la literatura española. Alaiz mezcla, con su prosa rara y potente, tanto finas intuiciones críticas como acérrimos mamporros nada menos que con Espronceda, Bécquer, Campoamor, Azorín, Valle Inclán, el Nobel Benavente o todo un García Lorca y sólo parece salvar de la quema al gran Pío Baroja.
«Entre su producción más vigorosa se encuentran algunos ensayos literarios de una personalidad y una libertad sin parangón en el abarrotado panorama de los años treinta de nuestra literatura.» Juan Bonilla, del epílogo a este libro
Felipe Alaiz, nacido en 1887 en Belver de Cinca, Huesca, está considerado como uno de los escritores más relevantes del movimiento libertario español. Ejerció muy pronto de periodista en El Sol y, tras pasar al anarquismo, se vuelca en una labor insaciable como escritor y propagandista de los ideales libertarios. Llegó a dirigir algunas de las principales publicaciones anarquistas –entre ellos Tierra y libertad y Solidaridad obrera-. Puso su pluma al servicio de Los Solidarios -el grupo de pistoleros libertarios más aguerrido de la época, capitaneado por Durruti-, y pasó varias temporadas en la cárcel. Escribió novelas (Quinet, María se me fuga de la novela), crítica literaria y artística (Arte de escribir sin arte, Tipos españoles, Arte Accesible) y tradujo a Upton Sinclair, a Dos Passos o a HG Wells. Considerado un feroz individualista, siempre díscolo a ojos de la propia CNT y FAI, concebía el anarquismo como “una conducta” o, como mucho, una opción ideológica y moral. Tras la victoria de Franco consigue exiliarse de forma milagrosa y, en la indigencia, muere en 1959, en un hotelucho de Montmartre, en París.

AnarcosindicalismoAnarcosindicalismo: teoría y práctica
Rudolf Rocker.
Fundación Anselmo Lorenzo
187 pág.

El anarquismo es una corriente intelectual bien definida en la vida de nuestro tiempo, cuyos partidarios propugnan la abolición de los monopolios económicos y de todas las instituciones coercitivas, tanto políticas como sociales, dentro de la sociedad. En vez del presente orden económico capitalista, los anarquistas desean el establecimiento de una libre asociación de todas las fuerzas productivas, fundada en el trabajo cooperativo, cuyo único móvil sea la satisfacción de las necesidades de cada miembro de la sociedad, descartando en lo futuro todo interés especial de las minorías privilegiadas en la unidad social. En lugar de las actuales organizaciones del Estado, con su inerte mecanismo de instituciones políticas y burocráticas los anarquistas aspiran a que se organice una federación de comunidades libres, que se unan unas a otras por intereses sociales y económicos comunes y que solventen todos sus asuntos por mutuo acuerdo y libre contrato.

 Lizania

Lizania. Aventura poética 2001-2013
Jesús Lizano Lizano
LIZANIA I – 768 páginas
LIZANIA II – 712 páginas
PVP conjunto de los dos tomos: 30 €
Tanto su aventura poética LIZANIA como el pensamiento que nace de ella (el comunismo poético) resultan novedosos. Lo político adquiere categoría de humanismo y
el comunismo poético implica una superación de lo que tiene el comunismo libertario de comunismo político, porque tanto el comunismo político como el religioso han demostrado que no pueden cambiar la estructura dominantes-dominados . El comunismo poético en cambio supone el intento de superar esa antinomia para alcanzar la plena evolución de nuestra especie, salir del mundo real salvaje para encaminarse al mundo real poético, hacia la acracia, coordinando en la estructura asamblearia lo natural, lo social y lo individual, superando el racionalismo y el irracionalísmo.
cuento
El cuento anarquista (1880-1911)
Lily Litvak
Fundación Anselmo Lorenzo

Los cuentos que reproducimos aparecieron originalmente publicados en periódicos anarquistas. Esta forma de publicación es importante. La sensacional difusión de las teorías ácratas en la España de fin de siglo fue lograda en gran parte gracias a los periódicos anarquistas. Estas publicaciones, de corta o larga duración, brotaron en pueblos, ciudades, aldeas, llevando a las masas proletarias y campesinas españolas las noticias de la Buena Nueva. (…)

Para comprender el pensamiento literario ácrata es preciso relacionarlo o confrontarlo con el testimonio de sus propias creaciones, pues una de las condiciones de su teoría, al concebir una literatura revolucionaria, es el cambiar las bases de la creación. La praxis literaria se manifiesta esencialmente como impulso social que revela el pluralismo de las diferentes corrientes del pensamiento libertario, y, más importante que eso, y justamente por su carácter popular, redime la potencia creadora, la originalidad de cada persona, al reducir y aun descartar el mérito otorgado al literato profesional.

Las Juventudes Libertarias y el teatro revolucionario
Francesc Foguet i Boreu
Fundación Anselmo Lorenzo
Francesc Foguet nos introduce en ese mundo maravilloso del teatro mágico y consciente que desarrollaron las Juventudes Libertarias desde las plataformas de los ateneos libertarios, asociaciones culturales y sindicatos. Todos estos colectivos fueron sabedores de que, con ese esfuerzo, se abría una posibilidad de entender y modificar viejos y periclitados esquemas. Por de pronto, los mismos que, ya antes, el propio Ferrer i Guardia intentó cambiar desde la Escuela Moderna. Faltos estamos de estudios sobre las Juventudes Libertarias. Foguet nos abre un camino y nos ayuda a entrever una faceta de éstas que nos permite comprender el gran compromiso pedagógico de la revolución española. Un compromiso que adquirió el anarquismo en este país y que, posiblemente, se hubiera presentado con mayor libertad en el caso de haberse desenvuelto en otras condiciones, es decir, sin guerra civil y demás políticas de represión. Al fin y al cabo, las enseñanzas de la revolución española todavía están ahí, en el letargo de las ideas, en espera de que hombres y mujeres de hoy se decidan a avanzar en el camino de lo racional y natural entre iguales.
descarga
Arte y compromiso. España 1917-1936
Arturo Ángel Madrigal Pascual
Fundación Anselmo Lorenzo
Cuando Arturo me propuso abordar, como tema de Tesis Doctoral, una investigación sobre las relaciones entre arte y política en la España del primer tercio de siglo, le advertí seriamente acerca de los dos grandes inconvenientes que podrían entorpecer su trabajo. Por un lado, la falta de una visión global fiable sobre el asunto y, en consecuencia, la ineludible necesidad de acometer una investigación de conjunto. Por otro, que el perfil académico del que partía Arturo Madrigal no era el de un historiador del arte propiamente dicho, sino el de titulado en Bellas Artes. Nada de esto le arredró. Muy al contrario, me dijo que era una cuenta personal pendiente que debía saldar, además de una obligación ideológica y moral que todos teníamos con la memoria histórica. El resultado de aquella apuesta temeraria está a la vista: por primera vez contamos con un trabajo de conjunto sobre las relaciones entre arte y política en España durante el primer tercio del siglo XX, y Arturo Madrigal es en la actualidad un historiador de los pies a la cabeza. Su tesón, capacidad de trabajo, honestidad intelectual y amueblamiento ideológico inquebrantable ha hecho posible ambas cosas. Sería interminable enumerar las aportaciones que este libro hace a la historiografía del arte español contemporáneo. (…) Bastará con decir que está destinado a ser la obra de referencia de la que se verá obligado a partir cualquier trabajo específico que se acometa en un futuro. Jaime Brihuega.
descarga (1)
Cartas del exilio libertario. Epístolas de anarquistas ilustres a través del mundo.
Félix Álvarez Ferreras
Fundación Anselmo Lorenzo
Una cuidada selección de cartas recibidas. Esa es la forma que elige Félix Álvarez Ferreras para presentar la segunda parte de sus memorias, que se extiende desde 1903 hasta 1975, años en los que reside en Canadá. Estamos, así, ante una original elaboración sobre la vida propia, en la que se escuchan las voces ajenas. Las voces de quienes entran en su casa a través del buzón y forman parte del devenir del hogar. Y tratándose de una época de exilio, se refiere a presencias que llegan desde varios continentes. Según diremos, la recopilación vio la luz en 1975, en la serie Epístolas de libertarios ilustres…, que el propio Félix elaboraba, si bien en tirada reducida.
No siendo de uso común la fotocopia ni disponiendo del teléfono como medio popular, las cartas viajan de un continente a otro, de mi país a otro, de una ciudad a otra, de un domicilio a otro. Se copian. Se leen en reuniones. Se reenvían a destinos apartados, volviendo con el tiempo a su primer corresponsal. Una de las primeras partidas del presupuesto familiar en muchos hogares del exilio va destinada a la compra de una máquina de escribir, generalmente a plazos, si es que no se tiene la fortuna de haber topado con algún mecenas que la haya regalado. Por supuesto, nos referimos a las familias que consideraban la cultura como uno de los pilares del cambio social. Y no eran pocas.
descarga (2)
Veinte años de prisión: los anarquistas en las cárceles de Franco
Juan Busquets
Fundación Anselmo Lorenzo

El libro-testimonio que tienes en tus manos es la exposición retrospectiva de las arriesgadas y críticas vicisitudes padecidas por uno de los muchos jóvenes que, llevados de incipientes rebeldías asumidas al contacto directo con la sangrienta represión desatada sobre su país, optaron por vincularse a cuantos de una o otra forma se enfrentaban a la brutalidad del sistema totalitario resultante del amargo final de la contienda.

50objetos

Diseño sin diseño: cincuenta objetos anarquistas.
Koldo Artieda ; Rafael Zarza
Fundación Anselmo Lorenzo
El aspecto de la época, el ambiente de los acontecimientos, son también condiciones indispensables de la construcción de la historia y los objetos cotidianos son en definitiva el último eslabón de su interpretación, una parte a la que la historiografía más académica renuncia con frecuencia. Además de tratar algunos aspectos de la relaciones estéticas del anarquismo, el intento imposible de devolver a estos objetos su función, contextualizándolos, sería una de las inmodestas finalidades de este libro.
nunoCrónicas de Vida y Muerte
Jesús F. Salgado
Fundación Anselmo Lorenzo
Col. Memoria Histórica 1
608 páginas
Amor Nuño, personaje poco conocido en general por el gran público y menos aún en profundidad por especialistas varios, ha sido objeto de algunas aproximaciones tangenciales, palmarias, interesadas, desconectadas totalmente de su perfil humano y vital, muy alejadas de lo que vivió a lo largo de la guerra civil con las responsabilidades que tuvo que afrontar en nombre de la CNT, en momentos difíciles y comprometidos, en los que la condición humana se ve sacudida por la evolución de los hechos y las circunstancias extremas de tensión social y humanaEl autor ha tenido un gran interés en justificar el punto inicial en el que se plantea dar forma al libro, momento lleno de indignación compartida con otros tantos autores libertarios y por el conjunto de la CNT, en razón de las mentiras vertidas junto con un cúmulo de manipulaciones y atribución de responsabilidades a Amor Nuño y a la organización confederal en las sacas de noviembre de 1936. Dicho interés no pudo ser otro que el de elaborar un texto crítico y clarificador de las diferentes posiciones difundidas al respecto de las sacas de presos en noviembre de 1936 en Madrid, los fusilamientos habidos en Paracuellos, Torrejón y otros enclaves de los alrededores de la capital madrileña o los sucesos del tren de Jaén en agosto del mismo año, con una especial atención a las actuaciones de Martínez Reverte y Preston respecto de la figura de Amor Nuño, así como su relación con tales hechos y el protagonismo que pudo alcanzar en el Sindicato del Transporte de Madrid, en la Federación Local de Sindicatos de la CNT de Madrid y en la Junta de Defensa de Madrid, a lo largo del trienio 1936-1939.