Teléfono móvil: 717 705 500 | Dirección: Calle Fruela II, nº9 bajo. CP: 24007, León | leon@cnt.es

CANTÁBRICO LATITUD W

Nº 0:

CANTÁBRICO: Las montañas, el mar. Los ríos y los bosques. Unidos por aquello que nos separa.

Mientras muchxs compañerxs trabajan en condiciones deplorables y otros están confinadxs en casa, seguimos en un estado de sitio. La orden de confinamiento del Estado no es “quedarse en casa es guay”. Es un mensaje imperativo para viejos, improductivos, parados, despedidos y prescindibles del lumpen antisocial. La sociedad de transmisión de la muerte, los “nada ni nadie” en estado puro. El resto a trabajar; a dios rogando y con mascarilla preventiva produciendo.

Confinamiento: Pena aflictiva consistente en relegar al condenado a cierto lugar seguro para que viva en libertad, pero bajo la vigilancia de las autoridades. Desterrar a uno, señalándole un paraje determinado de donde no puede salir en cierto tiempo.

       El significado, la acción y el efecto de las palabras transmiten, como en este caso, el mensaje de fuerza y autoridad del Estado: activar tanto el mecanismo del miedo como el de la obediencia. Las pruebas y los test de eficacia del grado de servidumbre voluntaria no vienen caducados de China. La maquinaria del Estado produce excedentes y además militariza las calles para regular el confinamiento. Los demás aplaudimos.

        HIMMLER, lugarteniente de Hitler: “Hay un camino a la libertad. Sus pilares son: obediencia, laboriosidad, fidelidad, orden, limpieza, sobriedad, veracidad, sacrificio y amor a la patria”.

        Donde no llega el orden se imponen los principios morales; guardar las distancias, no abrazarse, no tocarse: del metro y medio a la castidad.

        Cuando no hay infraestructuras ni para enterrar a los muertos (en un país lleno de fosas comunes); la “vida” se traslada a los no lugares asépticos y suficientemente distantes, y la supervivencia queda confinada a las palabras, las huellas de los olores y el contacto de la piel detrás de una máscara. Se oferta el mercado de las nuevas aplicaciones a distancia, el algoritmo del acercamiento virtual, la vídeo conferencia laboral y social, el “streaming y el skype” orweliano del espejo – pantalla de Narciso que murió ahogado de su propia visión. El mundo Disney (¡espejo mágico hay alguien …!) de las mascotas de la digilosofía.

         El fin de las distancias y el fin del acercamiento son dos fines imposibles, porque no renunciamos al pulso cercano de lo mutuo, a la sensación de apoyo entre iguales, a la acción y el hecho de compenetrarse: la identificación recíproca de los sentidos, la identificación directa de los pensamientos y sentimientos, (a veces de cosas distintas). Y dejamos de resistir… Porque somos activos no bestias de carga resistentes.

“¡Que no, que no, que el pensamiento no pare!” (AUTE)

*Si alguien tiene noticias o contactos con compañeros/as presos, niños con deberes y otros confinados y necesitan algo que nos lo digan.

LIBRE TE QUIERO.

                    CNT-LEÓN. Salud y Anarquía                          Abril, 2020

CNT de León

Página web oficial de CNT León

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
EN FR ES