Comunicado 1º de Mayo de la Sección Sindical- CNT VESTAS

COMUNICADO 1º DE MAYO

 

En silencio, los días siguen sumando uno detrás de otro, para poder dar lugar a repetir todas las fechas del calendario. Así año tras año, nuestras vidas pasan. Hoy es uno de mayo otra vez, testigo de ese avance impávido de las agujas del reloj. Y llegamos a esta fecha con ganas de que ésta sea reivindicativa y real, lejos de lo virtual y del activismo cómodo desde un sofá. Intentando romper con las nuevas formas de ser y estar que para lo único que sirven es para no existir.
Tiempos de silencio, al calor del rebaño, buscando cobijo en falsos perfiles o avatares de enredados sociales donde la mentira, la felicidad y el morder carrillos a la vez que lanzas un beso es lo que manda.
Tiempos de color gris en el pensamiento, donde la razón de las mayorías nos aplasta y la libertad es un güiñapo que entendemos sólo nos queda para fines de semana.
Tiempos donde ciudadanos podemos ser populares y obreros, de políticos alineados que ya no se salen de la norma y aceptan el capital como germen de donde se nutre y fundamentan los Estados, las relaciones personales y las comerciales.
Tiempos chungos, muy chungos para el ser humano en este amago de sociedad, donde no tiene cabida la vida. Huérfanos de solidaridad y moribundos: cada uno dueño de su precariedad, náufragos todos alejados de todos. Cada uno en su pequeña isla con su trapo de colores atado al extremo de un palo, con sus muros coronados de espino, sus tótems, sus prohibiciones y también la blancura inmaculada de sus valores.
Hoy cualquier objeto, persona o servicio no vale nada: todo se compra y se puede disponer de él, haciendo mercancía del árbol caído y del hombre enfermo, poniendo precio a casi todo y quitándole valor al acto de compartir, ayudar o colaborar.
En las fábricas los obreros ya no piensan en como acabar con los ricos, ni con los amos, ahora incluso se atreven a soñar con la “posibilidad” de poder llegar a ser otro millonario más. Por la cabeza del obrero no pasa el cómo acabar con la desigualdad. Sin dudarlo contribuye y aporta su pequeño granito de arena para que la balanza acabe siempre por vencer del lado de los que nos aprietan. Lo importante hoy es solo medrar, pasar por encima de quien haga falta, dejar los escrúpulos a un lado y si un compañero cae es porque se lo merece. Cumplir el sueño, acabar a la cabeza de un monopolio comercial, ser corruptor de corruptos y pasarte por el forro de los cojones los derechos de aquellos que cómo tú se ganan la vida laburando.
Esta ecuación no estaría completa sin los dueños de las mordazas, los que recortan miserias y derechos, los que lanzan pelotas de goma y reparten mamporros o los que condenan y ejecutan sentencias con carnet o preferencias de partido político. Estos son los que hacen que lo de Franco acabará al final siendo una Democracia encubierta (o al menos así lo acaban ellos pensando). Siguen siendo los mismos pero ahora aún peor que entonces. Son los vencedores que siguen aplastando a vencidos después de tantos años, los que no dejan que salgan al aire huesos (o lo que queda de ellos) para no remover rencores ni odios que ya pasaron. Son los buenos, los de peineta, mantilla y bandera a media asta en los cuarteles en Jueves Santo. Los que van a misa, comulgan y rezan piadosamente a la Virgen del Rocío por todos los que necesitan un trabajo.
En último lugar, una pequeña reseña sobre el lugar en el que trabajo: Una “maravillosa” fábrica de molinos en el pueblo de Villadangos. No traigo datos, ni cifras, ni os sé decir el valor de las acciones de nuestra empresa en bolsa. Tampoco traigo una bonita infografia, con fotografías y bonito colorido. Lo único que os puedo asegurar (y sé) es que antes de que acabe Agosto llegaremos a un final de ciclo en la producción y con ello llegarán cambios a la fábrica. Como cualquier multinacional, ésta también es un organismo vivo que nace, crece, se reproduce y para cuando ya encuentra mejores horizontes “vuela” y muere como unidad localizada en determinado lugar para poder seguir existiendo en otra ubicación mucho más ventajosa. Subastas a la baja, fábricas satélite en países donde se han comprometido la construcción de parques eólicos, guerra de aranceles, portes elevados, la lejanía de un puerto geográfico y el final de la fabricación de uno de los productos en nuestra planta marcan el momento actual. Manpower ETT se afianza con fuerza como suministro de mano de obra ahora más que nunca. En un futuro próximo (y actualmente) es la garantía para lograr precios y tiempos en los trabajadores añorados por nuestra querida empresa desde siempre. Pero no todo es culpa ajena, nosotros también hemos dejado hacer: vimos como se reducían los tiempos en la producción y el número de trabajadores. También fuimos permisivos frente a sanciones y a un sistema de mando jerarquizado con puestos y tareas a medida para los más obedientes y sumisos. Dividieron para vencer claro está. Es lo mismo que estábamos hablando antes: O apostamos por la solidaridad, la unidad y el apoyo entre iguales o estamos jodidos, cosa que aunque así sea lo más seguro es que también nos toque perder. Sin quererlo es nuestro momento: debemos organizarnos, estar unidos y pelear. Aunque desconocemos el futuro real y quizás todo esto solo esté pasando en nuestras cabezas. Y a pesar de que sólo sea paranoia, ahora con más razón que nunca. Apesar de un posible final muy cercano y que igual lo más realista es empezar en pensar en otra cosa y en otro lugar. Lo importante es estar alerta y acotar el miedo, poner sonido a todo este silencio y ir a cuchillo contra el egoísmo que nos hace tan débiles y vulnerables. Es el momento de apostar por la vida y dar la cara (todos y cada uno), hacernos fuertes y caminar para la acción sindical…
¡VIVA LA CNT!
¡VIVA EL 1 DE MAYO!

CNT de León

Página web oficial de CNT León